Select Page

De actores y spoilers

Los procedimentales llevan años funcionando muy bien en televisión, tanto que hay grandes sagas de policías, abogados, forenses, médicos etc. batiendo récords de espectadores y que son una buena fuente de ingresos para actores famosos, o casi, que interpretan a personajes ocasionales que aparecen durante un solo capítulo.

En el caso de las series de médicos no importa demasiado que estos actores famosos interpreten al enfermo –ya que ello no influye en si morirán o vivirán-, pero por desgracia en las series de policías y abogados siempre interpretan al malo y eso es un spoiler como una casa.

Los productores deberían comprender que poner sin descanso a actores famosos a interpretar al malo del capítulo, por mucho que en ocasiones tenga su gracia, acaba por spoilearte el final durante los tres primeros minutos de emisión. Pongamos, por ejemplo, que cierto actor bastante o muy conocido –ese que te suena una barbaridad-, aparece interpretando al padre, o al marido, o al jefe de un determinado difunto/a: un segundo después ya sabes que tamaña figura tiene que ser el malo, porque de lo contrario se le ha acabado el papel en dos escenas y, como es natural y como todo el mundo sabe, los grandes actores no suelen aceptar papeles de extras, de manera que, sin la menor duda, está ahí para hacer de asesino.

En suma, una mala costumbre que puede que encante a los sindicatos de actores, pero que se carga la intriga sin contemplaciones.

Neutralidad en la Red

Hay dos cosas que me chocan especialmente de la gente. Una de ellas es la capacidad que tienen los heterosexuales de preocuparse únicamente del embarazo, de modo que, cuando hay píldora, pasan de condones para protegerse de las ETS y así acaban pillando innumerables microbios. La segunda es la desinformación general de la población no ‘conectada’ sobre temas tan básicos como es la Neutralidad en la Red.

No voy a repetir de que va esto de la Neutralidad en la Red, Blogoff lo ha hecho muy bien, pero si necesitas una pista simplemente te diré que los políticos y las empresas de telecomunicaciones quieren decidir por ti a qué contenidos puedes acceder. Podría ser el fin de la libertad de expresión en Internet.

Sin concierto de los Scissor Sisters

Me quejaba hace unas semanas de la falta de conciertos interesantes. Pues bien, por quejica me pasan estas cosas: los Scissor Sisters han cancelado los conciertos en Europa –excepto los de Inglaterra- por falta de fondos.

En fin, que se puede esperar de una ciudad, Barcelona, en la que hasta Christina Aguilera en su momento de máximo éxito tuvo problemas para llenar.

Como nos dijo Amy Ray en un concierto en Manchester al que asistí hace años: Barcelona es para ir de vacaciones no para dar conciertos.

Es difícil ser fan con esta portada

Indigo Girls

Hace más de 15 años que sigo a las Indigo Girls, tanto tiempo que sus melodías ya no me sorprenden, es más, cada nuevo disco es como volver a reencontrarme con un viejo amigo para que me explique las novedades de los últimos meses.

Pero esta vez se han lucido. No se trata de que saquen un disco navideño –que se llamará ‘Holly Happy Days’- sino que lo han decorado con la peor portada de la historia de la música moderna –y eso que la competencia es dura-.

Por suerte la lista de canciones parece que está bien y no es excesivamente convencional. Cuando me llegue mi copia, que todavía tardará unos días, ya os diré que tal suena.

Salsa Teriyaki, Receta

Siempre me ha gustado mucho la cocina y aunque últimamente no le he podido dedicar el tiempo que quisiera, creo que puede ser interesante compartir algunas recetas fáciles.

En este caso hablaremos de una versión de Salsa Teriyaki que, para mi gusto, es la más sabrosa que he probado hasta el momento. No es la que hago siempre –cuando hago Atún Teriyaki cuezo el propio atún en la salsa mientras ambas cosas se cocinan-, pero esta versión es ideal como salsa para acompañar cualquier carne o pescado –yo la utilizo mucho con el pollo a la plancha-, se hace por separado y una vez hecha aguanta en la nevera unos tres días.

Ingredientes

100ml de salsa de soja, 100ml de mirin, 100ml de sake y 2 cucharadas de azúcar.

Según el gusto, ajo, jengibre y/o naranja.

Pasos a seguir

Se ponen todos los ingredientes líquidos y el azúcar en un cazo y se remueve a fuego medio hasta que el azúcar se haya disuelto. Se lleva a ebullición y se deja reducir hasta que quede un cuarto del volumen inicial. Si se desea una salsa más líquida es mejor que se reduzca casi sin hervir con el fuego lo más suave posible –su versión más tradicional japonesa-, pero si se quiere una textura más caramelizada, el truco es muy simple: contra más hierva más denso será el resultado –si hierve mucho también conseguimos cierto gusto tostado-.

Hasta aquí tenemos una Salsa Teriyaki estándar, pero los japoneses la aderezan al gusto con ajo, jengibre o naranja. En cualquiera de los casos hay que introducir el ingrediente rayado –la naranja puede ser en zumo o la piel rayada- una vez la salsa está hecha pero todavía caliente.

Yo la prefiero bastante fuerte por lo que le suelo poner un diente de ajo y un buen pedazo de jengibre, así que queda muy picante y no apta para todos los paladares por lo que la sirvo en una salsera para que cada uno se ponga la cantidad que desee. Lo bueno es que, por más cantidad que haga, nunca sobra nada.

Espero que os guste.