Select Page

Adicta a la música en directo

Pese a que el verano está repleto de festivales siempre ansío la llegada de octubre con todos esos nuevos discos y giras. Este año, de momento, sólo tengo dos entradas compradas y un concierto gratuito en mente. Poca cosa para esta época la verdad.

Ir a mariconear al concierto de Scissor Sisters no está mal, ver en directo a Goldfrapp siempre es una gozada y comprobar en persona que el mayor espectáculo del momento lo mueve Lady Gaga puede estar bien, pero no es suficiente. Ahora mismo me apetece otro concierto de Indigo Girls, Sarah McLachlan, Sheryl Crow o Court Yard Hounds –que es lo mismo que decir Dixie Chicks– y en todos estos casos, si se quiere ver el directo hay que ir a Norteamérica.

Un asco.